¿Qué son las Quemaduras Prescritas?

Las quemas planificadas y prescritas, también conocidas como fuegos controlados, se refieren al uso planificado y controlado del fuego por un equipo de expertos bajo condiciones específicas de temperatura, viento y humedad. La quema prescrita se utiliza para ayudar a restablecer los ecosistemas dependientes del fuego, reducir el riesgo de incendios forestales descontrolados y aumentar la seguridad de la comunidad y de los cuerpos de bomberos.

Los incendios forestales, por otro lado, son fuegos no planeados, encendidos por personas descuidadas o tormentas de rayos, bajo las condiciónes climáticas imperantes al comienzo del fuego. Los incendios forestales difieren de las quemas planificadas en términos de estrategias de manejo, costo, efectos en el ecosistema, amenazas a las comunidades y cuerpos de bomberos, y la intensidad y duración del humo.

Las quemas planificadas, cuando se usan estratégicamente y repetidamente en áreas extensas, ayudan a mantener ecosistemas forestales sanos, reducen el riesgo de incendios descontrolados, reducen la gravedad de incendios forestales en el futuro y mantienen a nuestras comunidades y cuerpos de bomberos más seguros.

Por qué las quemas planificadas son esenciales para que nuestros bosques sean más saludables y nuestras comunidades más seguras?

Los incendios forestales han existido siempre. Durante milenios, nuestra región fue moldeada por el fuego, y nuestros bosques de elevación media e inferior, como el pino ponderosa y los bosques de coníferas mixtas en el centro de Oregón, habían sido modificados por incendios frecuentes y de baja intensidad, que ocurrían a intervalos de entre diez y veinticinco años.

Estos incendios naturales han mantenido ecosistemas dependientes del fuego, nutriendo un hábitat que ha sostenido una gran diversidad de especies de flora y fauna, reciclando nutrientes y en general asegurando la salud del ecosistema forestal.
Con la llegada de los colonos europeos a el centro de Oregón, y a través de los últimos 100 años, estos fuegos frecuentes y de baja intensidad han sido gradualmente removidos del ecosistema con la protección de la gente y a los recursos naturales como justificacion.

Eche un vistazo a esta presentación TED Talk del Dr. Paul Hessburg sobre la convivencia con los incendios forestales.   Mira la charla de TED

Al utilizar una combinación de raleo forestal y fuego prescrito, estamos estableciendo una forma segura y controlada de reintegrar los fuegos beneficiosos al ecosistema del centro de Oregón el cual incluye bosques secos de menor elevación.

Las quemas prescritas, además de mantener ecosistemas forestales sanos, reducen significativamente el riesgo de incendios forestales desenfrenados; del tipo que quema miles (incluso decenas de miles) de acres, y afecta la calidad del aire durante largos periodos de tiempo, creando peligros reales para nuestras comunidades y cuerpos de bomberos.

De la misma manera que el vivir en una zona de tornados, una falla tectónica o territorio de huracanes representa un riesgo natural, vivir en el centro de Oregón trae riesgos de incendios forestales. Afortunadamente, podemos aprender a vivir con el fuego y alrededor de bosques que dependen de ese fuego para su integridad. La ciencia ha demostrado que las quemas prescritas y controladas, cuando se utilizan de manera estratégica y repetida en áreas extensas, son la mejor herramienta disponible para reducir el riesgo de incendios forestales, así como también la gravedad de futuros incendios forestales.